Siempre me confundí cuando alguien al pedirme un archivo me decía –lo necesito a 300 dpi – Luego alguien más me decía, – ponlo a 72 ppi–
Bueno, decía yo, ¿es dpi o ppi? Y créanme que muchos de quienes se dedican a las artes gráficas lo pronuncian de una u otra forma sin siquiera conocer la diferencia.

Comprender acerca de DPI, PPI, resolución y tamaño de imagen es clave para el éxito de tus diseños. Estos consejos te permitirán imprimir con la calidad adecuada, optimizar imágenes para la web, ahorrar mucho tiempo y obtener los mejores resultados.

Un píxel es la unidad de medida para imágenes digitales. Podemos compararlos con nuestras células, que juntas crean una especie de mapa para ser interpretado por la computadora o la pantalla.

Los píxeles definen la resolución
Una imagen de alta resolución es una imagen con alta densidad de píxeles, es decir, con varias familias de píxeles en su composición. Cuanto mayor sea el número de píxeles, mayor será la resolución, proporcionando más detalles y una mejor definición de la imagen.

Lógicamente, una imagen con baja resolución tendrá menos píxeles, menos detalles y definición.

La resolución de la imagen está determinada por los cálculos a continuación:

PPI: píxeles por pulgada.
PPI es una medida de la densidad de píxeles o la resolución de una pantalla de computadora, pantalla de televisión u otro dispositivo de visualización. Los píxeles por pulgada o PPcm (pixeles por centímetro) indican cuántos píxeles hay en una línea de 1 pulgada o una línea de 1 cm en una pantalla. También se calculan los puntos, la diagonal en píxeles y el número total en megapíxeles.

DPI: puntos por pulgada. Es similar a PPI, pero los píxeles (unidad virtual) se reemplazan por el número de puntos (unidad física) en una pulgada impresa. Cuantos más puntos tenga la imagen, mayor será la calidad de la impresión (mayor nitidez y detalle). Debido a que es una reproducción en tamaño real de las imágenes, requiere más DPI que PPI para el mismo archivo. 300 DPI por ejemplo, equivale a 118.11 PPI.

Para una buena impresión, 300 DPI es el estándar, a veces 150 es aceptable pero nunca más bajo, puede ir más alto en algunas situaciones.

¿La resolución define el tamaño de la imagen?
¡Si y no! Es posible determinar las dimensiones de una imagen a través de la resolución, porque cuanto mayor sea la resolución, mayores serán sus dimensiones. Sin embargo, lo contrario es mucho más común. Puede haber un archivo de un tamaño de página A4 con 100 o 300 DPI sin cambiar las dimensiones de la imagen, simplemente agregando más puntos de color y haciéndolo más nítido.

¿El tamaño de la imagen es calidad?
No siempre. La calidad de una imagen, cuando se trata de resolución, sí, se puede asociar a su tamaño. Pero también podríamos analizar la calidad de la producción en colores, ángulos, iluminación y formato.

¿El tamaño de la imagen es el tamaño del archivo?

¡NO! Por favor, no confundas “tamaño de imagen” con “tamaño de archivo”. El tamaño de la imagen se refiere a las dimensiones de la imagen (altura x longitud), mientras que el tamaño del archivo es aproximadamente cuánto espacio ocupa la imagen en un disco duro (kilobytes o megabytes).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *